BUSCAN PREVENIR TORTURAS A PRESOS EN HUELGA DE HAMBRE

El Dr. Carlos Portillo y el Abog. Hugo Valiente, del MNP (Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura) ingresaron en la tarde de ayer sábado al Hospital Militar para visitar a los presos políticos en huelga de hambre del caso Curuguaty, luego de haber esperado por más de 40 minutos.

Adalberto Castro, Néstor Castro, Felipe Benítez, Arnaldo Quintana y Rubén Villalba se encuentran aislados en el Hospital y sin posibilidad de acompañamiento permanente. Bajo una fuerte custodia de guardias de la cárcel y militares, Rubén y Néstor se encuentran en una habitación, y en otro cuarto están Felipe, Adalberto y Arnaldo. Además los presos comentan que son constantemente incitados a comer por parte de los uniformados.

Al respecto, el abogado Vicente Morales, representante de los presos, señaló que “las torturas en sus diversas formas, son inaceptables, son violaciones a los derechos humanos, no prescriben”. La misma Constitución Nacional en su artículo 5° explicita que “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Varias de las acciones realizadas estos días por mandato de las autoridades carcelarias o del Ministerio de Justicia, pueden ser consideradas torturas psicológicas: el hecho de separarlos, decirles que le llevarán a un lugar y trasladarlos a otro (las autoridades habían acordado con los presos su trasladado a un hospital que no fuera el Militar, sin embargo esto no sucedió).

El Dr. Portillo y el Abog. Valiente, del MNP, organización estatal autárquica, declararon que realizarán un informe detallado de lo visto y que contendrá también recomendaciones respecto al caso.

Los familiares de los presos, médicos independientes y la defensa técnica, de acuerdo a lo dicho esta mañana por las autoridades del Hospital Militar, sólo podrán ingresar a verlos en el horario de 16:30 a 17:00 hs.

Posteriormente, tras el ingreso del parlamentario Ricardo Canesse, a eso de las 22 horas, se informó que se podría ingresar a visitar a los detenidos de 11 de la mañana a 12:30, sólo si se formara parte de una lista que debe autorizar el Hospital Militar.

Es así como los familiares de los presos desconocen cuál es la situación de sus hijos y parientes en el hospital, debido a esta restricción. Ni siquiera pueden permanecer cerca.

Según la información dada por médicos del Hospital, las visitas y los acompañante se encuentran prohibidos debido a que los presos se encuentran en “terapia intermedia”. Los militares retiraron “a punta de fusil” a la psicóloga Ada Caballero, quien asistía a Adalberto Castro, Felipe Benítez y Rubén Villalba.

En la noche alrededor de las 20:00 hs. negaron el acceso a Vicente Morales, abogado de los presos, hecho que constituye una clara violación al derecho a la defensa de todo ciudadano, que tienen derecho a tener permanente comunicación con su defensor.

La prensa sigue sin tener acceso a la información de fuentes primarias o directas, debido a que también tiene prohibido acercarse a los internados en huelga de hambre. Esto constituye un atentado a la libertad de expresión y prensa, ya que el ejercicio del periodismo, en cualquiera de sus formas, debe ser libre y no estar sujeto a ninguna autorización previa y las autoridades deben velar por ello.