Informe sobre la situación en el Hospital Militar hasta este momento

Temprano en la mañana de hoy, los parlamentarios Sixto Pereira, Fernando Lugo y la senadora Esperanza Martínez visitaron a los presos, quienes están en dos habitaciones (Felipe, Arnaldo y Adalberto en una y Néstor y Rubén en otra).

Debemos recordar que desde anoche los huelguistas realizaron una huelga de hambre seca (sin ingesta de líquidos) exigiendo que gente de confianza fuese quien le proveyera de agua para su consumo. Esto debido a la desconfianza que generó en ellos la actitud de funcionarios del hospital y de la cárcel, quienes le incitaban a comer o les hablaban inoportunamente de comidas y bebidas.

Con esta situación se encontraron los parlamentarios esta mañana, aparte de las ya sabidas restricciones a familiares, acompañantes solidarios y prensa, así como el aislamiento e incomunicación en que se les pretendió instalar.

Gracias a la presión social,legal y médica, a la acción directa de los huelguistas y a las gestiones de estos parlamentarios y la visita de ayer del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, hoy se logró ampliar el horario de acompañamiento a los presos y también ampliar el ingreso no solo a familiares sino a psicólogos y profesionales para que realicen la necesaria contención psicológica y práctica, tanto a los presos como a sus familiares.

Una de las principales tareas de este acompañamiento era lograr que los compañeros en huelga de hambre bebiesen agua, puesto que a esta altura de la huelga su cuerpo ya no demanda líquidos de manera expresa, es decir no sienten sed y tampoco hambre. Por tanto hay que reforzar y recordar la ingesta de agua.

Durante el transcurso de la mañana les visitó el activista en derechos humanos Martín Almada quien debió luchar por ingresar al Hospital ante la negativa de los militares de la guardia quienes incluso intentaron sacarlo del recinto encañonándolo con sus armas. La presencia de la prensa ayudó a evitar esto. Almada ingresó y pudo visitar a los presos. A su salida declaró lo injusto de la situación.

Al salir los parlamentarios Lugo, Martínez y Pereira señalaron su solidaridad con los huelguistas y que deberían estar en arresto domiciliario en vista de la situación delicada por la que pasan. La senadora Esperanza Martínez, en su calidad de médica declaró que los presos se encuentran “estable dentro de su gravedad, pero que la situación es distinta para cada caso, y que si bien alguno de ellos pareciera poder soportar la espera hasta el miércoles (en referencia a la audiencia de revisión de medidas que se realizará ese día en Salto del Guairá), eso no es seguro para quienes se encuentran más debilitados, como los hermanos Castro -Adalberto y Néstor-“

A las 11 de la mañana se permitió el ingreso de los familiares, quienes debían estar anotados en una lista autorizada.Como es notorio, los presos tiene restringidas las visitas en el Hospital Militar, cosa que no acontecía en la cárcel de Tacumbú.

Hasta las 13 horas, se pudo mantener un acompañamiento psicosocial y familiar. En ese momento, por orden de la guardia, se “invitó” a salir a quienes hacían el acompañamiento. Posteriormente, otros voluntarios, debidamente inscritos en una lista autorizada desde esta mañana, fueron impedidos de realizar el debido acompañamiento psicosocial.

A esta hora sólo familiares se encuentran acompañándoles.

Insistiremos en realizar el acompañamiento psicosocial. Este acompañamiento es un efectivo obstáculo para que los funcionarios militares, policiales, sanitarios y carcelarios que están en el Hospital Militar, tengan tratos crueles, inhumanos y degradantes hacia los huelguistas.

Los familiares y víctimas de la Masacre de Marina kue y la Articulación llaman a continuar la vigilia solidaria hoy a las 18 horas, frente al Hospital Militar.

Articulación x Curuguaty